ABARAN: UN PUEBLO BAÑADO POR LAS AGUAS DEL SEGURA

ABARAN: UN PUEBLO BAÑADO POR LAS AGUAS DEL SEGURA

Abaran ha crecido en una topografía accidentada en el valle del Segura, de manera que el pueblo se asoma al río que lo circunda en forma de meandro de gran desarrollo.”
Juan Estremera Gómez, 1971

1. INTRODUCCIÓN

Abaran es un pueblo situado en la comarca de la Vega Alta del Segura que se asienta sobre lomas, cabezos, cerros y pequeños montes. Algunas de sus calles tienen gran pendiente. Es típica la expresión “en Abaran hay muchas cuestas”. El pueblo goza de miradores al río y a la huerta, un ejemplo interesante lo constituye la Ermita.

Abarán y Valle de Ricote

Figura 1. Imágenes de Abarán y del Valle de Ricote.

Al estar ubicado junto al Río Segura, por las noches y desde el río asciende por los bancales esa humedad que aporta un olor y un frescor característicos.

En el escudo de Abaran aparece una media luna árabe simbolizando a los hombres que buscaron las orillas del Segura para levantar el pueblo, la cruz de Santiago símbolo de los cristianos y en la parte inferior aparecen las aguas ondulantes del río Segura simbolizando una fuente de riqueza y de vida para el pueblo (Pedro Joaquín Carrasco Gómez, 1973)

 

Escudo de Abarán
Escudo de Abarán

Figura 2. Escudo del municipio de Abaran.

 

2. ABARÁN Y SU HUERTA

Los musulmanes aprovecharon áreas agrícolas romanas y construyeron nuevos azudes para remansar y elevar las aguas, para su entrada en acequias que distribuyen las aguas por las vegas. Este sistema de riego ha perdurado hasta nuestros días.

Se suele comentar que el monumento más importante y ancestral que tiene Abaran es su huerta… Huertos donde destacan el limón, el albaricoque, el ciruelo, el melocotonero, el chato,… y también las hortalizas. Las personas del lugar han mezclado el sudor del trabajo con las aguas del Segura para salvar las dificultades orográficas y traer el agua para regadío desde largas distancias. En el azud de el Menjú nacen dos acequias que riegan su huerta, hablamos de la acequia de Abarán-Blanca por la margen izquierda y la acequia de Charrara por la margen derecha.

Y de esta forma, las moreras dejaron paso a los naranjos y éstos a los ciruelos. Las boqueras fueron sustituidas por los tablachos y éstos por los tapones de mortero de cemento. Todo cambia… (José D. Molina Templado, 1981)

También se le fueron ganando tierras a las ramblas. Los hombres anteriores fueron ganando cañadas y barrancos, transformando las márgenes en cultivables, hasta formar parte de la huerta que hoy encontramos. Como ejemplos podemos citar la rambla de Benito y el barranco de Jacintón.

rambla del Benito en Abaran Murcia

Figura 3. Rambla de Benito de Abaran.

El intento frustrado de un pozo artesiano fue lo que motivó el motor “Resurrección” por la sugerencia de un carpintero, “el tío Perico de la Maraña” que sintió la necesidad del riego en la tierra del campo. La instalación y puesta en marcha del citado motor para la transformación en regadío de las tierras de la Hoya del Campo tuvo una gran trascendencia desde el punto de vista económico y social para el pueblo de Abaran.

3. UN PUEBLO UBICADO EN EL VALLE DE RICOTE

Abaran se encuentra en un emplazamiento privilegiado, en el corazón del Valle de Ricote. Este valle aparece como una hendidura abierta entre montañas y es atravesado por el Río Segura. En las márgenes del río ha surgido un espacio de huertas de regadío.

A continuación se propone un breve e interesante recorrido para cualquier viajero que realice una parada en este pueblo:

Paraje de El Jarral de Abaran Murcia

Figura 4. Actividades acuáticas en el paraje de El Jarral de Abaran.

Se propone al visitante dirigirse al paraje de “el Jarral” donde la presa existente remansa las aguas procedentes del Segura, que seguidamente se precipitan aguas abajo por el paramento de hormigón formando una pequeña playa fluvial, en donde más de uno hemos probado las aguas de este hermoso río. El resto del caudal circulante es derivado por un canal a la central de Nicolás.

Siguiendo por la margen izquierda y dirigiéndose río arriba, el camino pasa bajo dos puentes, uno de ellos el “Puente Viejo”, hoy día restaurado. Estos puentes comunican el casco urbano de Abaran con la barriada de la Virgen del Oro. Seguidamente se abre paso el parque municipal con un arbolado de gran porte, junto a la ribera del río Segura.

vistas desde la Virgen del Oro

Figura 5. Vistas de Abaran desde la Virgen del Oro.

A unos centenares de metros aguas arriba, una pasarela metálica cruza el río y al otro lado, es decir, en la margen derecha se encuentra la noria de la Ñorica que eleva las aguas de la acequia de Charrara, y en las inmediaciones la noria de Candelón, también sobre la acequia de Charrara.

noria de candelon abaran Murcia

Figura 6. Noria de Candelón de Abaran.

Retrocediendo se cruza nuevamente por la pasarela y siguiendo remontando la ribera fluvial por la margen izquierda se alcanza la acequia de Abarán-Blanca. En “las Canales” bajo el “Cabezo de la Cruz” el río Segura presenta aguas arremolinadas al tener que girar 90º tras encontrarse con la roca. El paisaje es de gran belleza y las puestas de sol, estremecedoras.

El recorrido llega hasta la noria de la Hoya de Don García, operativa y muy bien conservada. Desde este punto, el itinerario vuelve sobre sus pasos siguiendo la acequia, a favor de la corriente, para acabar en el parque de la Noria Grande, que es la de mayor diámetro de todas las norias en funcionamiento de Europa (12 m de diámetro).

Noria grande de Abarán Murcia

Figura 7. Noria Grande de Abaran.

4. OTRAS PROPUESTAS PARA EL VIAJERO

Con la intención de continuar acercando al viajero al territorio de Abaran y a sus zonas naturales y rurales destacamos que el pueblo se encuentra entre dos sierras que merece la pena visitar, una de ellas es la Sierra del Oro, la otra la Sierra de la Pila.

La Sierra del Oro tiene una superficie próxima a las 3000 hectáreas y está delimitada al norte por la rambla del Cárcabo, al este por la vega del río Segura, al oeste por el campo de Ricote y al sur por la rambla de Benito. Su pico más alto es el “pico del Oro” que corona a 928 m de altitud.

En la parte sur y al pie de la sierra se encuentra “la Viñica” donde se conserva parte del cultivo tradicional de cereales y hortalizas regado con el manantial “Nacimiento de las Viñicas”.

Hacia el oeste se encuentra el barranco del Infierno. En el barranco se encuentra la Fuente del Chiquito.

barranco del infierno en Abarán Murcia

Figura 8. Barranco del infierno

En el otro extremo de la sierra, al norte, se encuentra la fuente del Madroñal y un pozo de nieve del siglo XVI. En estos pozos se introducía la nieve, se prensaba y se obtenía hielo.

La Sierra de la Pila tiene una superficie de casi 8000 hectáreas y fue declarada Parque Regional por la ley 4/92 de ordenación y protección del territorio de la Región de Murcia. También es una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). El pico más elevado es el de “la Pila” a 1264 m de altitud. El paisaje es escarpado y surcado por ramblas.

La Sierra de la Pila cuenta con varios manantiales de agua entre los que destacan: El Javé, Fuente Higuera, Fuente Vereda, Fuente Blanca, Fuente del Lobo, Fuente del Engarbo y Fuente de la Canaleta.

En las proximidades del pico de “los Cenajos” existen restos de tres pozos de nieve que se utilizaban para la obtención de hielo y que datan de los siglos XVII y XVIII.

Destaca la “presa del Román” en la depresión que se forma entre la “umbría de la sierra de la Pila” y la “Rajica de Enmedio” de origen romano y reconstruida en el siglo XIX. Las aguas embalsadas durante las avenidas se derivaban a través de una boquera para el aprovechamiento del agua.

Estoy convencido que después de la lectura de estas líneas, al lector le surgirá la inquietud de dejarse caer por este rincón del Valle de Ricote. Por cierto, dos cosas extraordinarias que no he citado: la primera sus gentes, la segunda la gastronomía (se pueden degustar buenas tapas).

Valle de Ricote

Figura 9. Valle de Ricote

Finalmente para terminar, mi agradecimiento a Nuestra Murcia por invitarme y darme la oportunidad de escribir sobre el pueblo de Abaran.

 

Raúl Herrero Miñano

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos

Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (CEEIM)

Campus Universitario de Espinardo, 7

30100 Murcia

Tel. 868 957 485

raul.herrero@eselagua.com

www.eselagua.com

@rauhermi

Resumen
ABARAN: UN PUEBLO BAÑADO POR LAS AGUAS DEL SEGURA
Título del artículo
ABARAN: UN PUEBLO BAÑADO POR LAS AGUAS DEL SEGURA
Descripción
Un gran recorrido por el municipio de Murcia llamado Abaran de manos de un experto del Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia
Autor
Te ha gustado el artículo
Regístrate y estate al tanto de las novedades de esta web y de todos sus artículos de interés. Tranquilos, sólo tendréis un correo cada dos meses como mucho 😉
Print Friendly, PDF & Email
Manuel Piñera San Martín

Manuel Piñera San Martín

Web que ha nacido con la intención de promocionar los municipios de la Región de Murcia junto con sus gentes, eventos y empresas en internet y en las redes sociales. Gestionada por Manuel Piñera San Martín
Manuel Piñera San Martín

7 thoughts on “ABARAN: UN PUEBLO BAÑADO POR LAS AGUAS DEL SEGURA

  1. Hola paisanos:un saludo mañanero de este torreño catalanizado allá por 1970. Produce mucha añoranza leer artículos como este , en emigrados como yo,que ,tenemos el corazón en Murcia y,el resto ,en cualquier otra parte del “mundo”.Bien es verdad que,desde que me vine para donde estoy,con el paso del tiempo, he ido mejorando en todos los aspectos,económicamente ,intelectualmente etc… pero… el gusanillo de la tierra ,en unos más y en otros menos ,tira mucho. Viene a cuento que diga ,que cuando yo paraba por ahí,lo más lejos que ibas de los alrededores, era a las piscinas de Archena ,ya que en Las Torres,ni eso teníamos;había que ir al río Segura (AL DIENTE ) AL RIACHO en algún golgo de algún recodo, o bien a las acequias de la huerta cuando venía el agua para el riego. Todo esto desplazándote a pie o bicicleta si tenías o,te la prestaba alguien. Por esta y otras razones,estos desplazamientos a, estos lugares indicados en el artículo, eran cosa tabú para la gente de aquellos años.Me podría extender una barbaridad ,y más en esta ventana al mundo,que ,aunque seas tímido o vergonzoso,no te afecta demasiado la situación,pero no quiero pecar de (pesat)que dicen los catalanes. Un cariñoso saludo para toda Murcia y sus gentes . P.D. En el Cielo manda Dios, en la Tierra los alcaldes ,en Murcia el gobernador ,y, en las higueras los zagales.

    1. Hola Francisco,

      Me alegra que te haya gustado el artículo y te haya podido acercar un poco tu anhelada tierra murciana. Eres bienvenido siempre que quieras a esta web y comentar aquellos que estimes oportunos. Estoy seguro de que podrás encontrar otros tantos que sean de tu agrado y que te ayuden a recordar mil y una anécdotas más de cuando vivías por estas tierras.

      Yo he estado 9 años fuera de esta tierra por distintas razones, y coincido plenamente contigo en lo del “gusanillo” de volver y de saber lo que acontece por Murcia una vez que estás en otros lugares.

      Lo digo, te agradezco tu comentario y espero poder contar con otros como éste en otros de los artículos de la web.

      Te animo a leer artículos como la historia ilustrada de Águilas dividida en 7 capítulos: https://nuestramurcia.es/historia-ilustrada-de-aguilas-murcia-capitulo-1/

      Ó

      Esta poesía en panocho que me envió uno de los lectores de Abarán: https://nuestramurcia.es/poesia-en-estado-puro-en-abaran/

      Por cierto, estaría encantado en recibir alguna reflexión extendida sobre tus anhelos de Murcia y publicarla en la web.

      Un cordial saludo Francisco!

      1. LLEIDA to MURCIA Gracias Manuel : Me has tocado en la fibra murciana que aún me queda,con esa respuesta a mi pobre escrito.Te agradezco esa invitación dirigida hacia la reflexión más o menos extendida, sobre mis anhelos de Murcia; pero, aunque es una cosa que quizá resultara muy gratificante,se trata de una empresa a la cual, yo no tengo acceso por carecer de una preparación adecuada . Una cosa es decir cuatro cosas que ,en esos momentos te salen del alma ,al verte entusiasmado por la lectura de un buen artículo,y otra es rememorar a palo seco,alguna vivencia ya lejana (casi olvidada) y que pueda interesar a quien la pueda leer. No sé si hago bien en decirte esto ,o hacer la callada por respuesta (al estilo del avestruz que esconde la cabeza). Pero creo que como buen paisano, me decanto por lo primero. Disculpa si no me expreso mejor,es mi forma de hacerlo. Muchas gracias amigo siempre a tu disposición. Francisco Rosauro

        1. Muchas gracias una vez más por tu sinceridad y tu pronta respuesta.

          No hay nada que disculpar de tus intervenciones, Francisco. Te expresas perfectamente y cuando se hace con el corazón, cualquier historia es siempre bien contada y bien recibida por aquellos que la leen. Seguramente, ninguno de nosotros somos un Pérez-Reverte, un Cela o un Machado, pero cuando detrás de las palabras están los sentimientos, cualquier escrito se transforma en una bonita historia. Estoy seguro que muchos lectores agradecerían leer vivencias como la tuya. Murcianos que tuvieron que ir a otras ciudades a vivir por mil y un motivos.

          Tampoco quiero presionarte en este sentido, Francisco, sólo quiero dejarte la mano tendida para que si alguna vez te animas, tus escritos, serán totalmente bienvenidos para esta web.

          Un cordial saludo y que tengas un gran domingo

          1. Buenos días Manuel: O más bien buenos días a todos. Ya estoy otra vez por aquí,tratando de llenar un poco este espacio de opinión gratuito. Hoy, después de tropezarme con un video haciendo referencia al famoso y longevo olivo de Ricote ,creo que realizado por el señor Montes,me ha venido a la memoria ,una olivera grandiosa que había ubicada junto a la acequia de San Juan ,a mitad de camino más o menos entre la vereda y La Loma.Posíblemente no quedaba muy lejos de una casa que había junto al camino de San Juan de la familia Longino.Yo, en aquellos años(final de los cincuenta y principio de los sesenta) pasaba por allí algunas veces a llevar la comida a mi padre cuando trabajaba por aquella zona;(esto era muy normal en aquellos años el llevar la comida “al tajo” a los padres o hermanos mayores,pues carecían de medio de locomoción para ir a comer a casa) . Era normal entonces sobre medio día ,ver mujeres ,chicas o chicos ,ir con las “capazas”de la mano y dentro la cacerola tapada con el potaje caliente el pan redondo y algo de postre,si había algo por casa. Y volviendo a la olivera ,yo me pregunto ¿que fue de aquel olivo? ¿……..? lo dejamos aquí,si alguien lee esto y tiene memoria y lo quiere explicar ,algunos nos enteraremos. Saludos paisanos hasta más ver.

          2. Buenos días Francisco,

            Muchas gracias de nuevo por participar en este medio y por contarnos esta historia de tu juventud y de las costumbres de los años 50 y 60. Siempre se aprende algo nuevo con tus comentarios, y yo, soy el primero en hacerlo. A ver si a raíz de tu comentario, algún lector sabe de lo ocurrido con este olivo y nos puede sacar de dudas.

            Si no hablamos antes por este medio, te deseo unas felices Navidades junto a los tuyos, Francisco.

            Un cordial saludo
            Manuel.

  2. !!! Avisadoras/es por las casas ,para cualquier acontecimiento de interés público.!!! Esto,existía en Las Torres de Cotillas,que yo recuerde,desde principios de los años sesenta hacia atrás.Luego , vino otra forma más mecanizada para hacerlo con más rapidez; me refiero a ,un automóvil dotado con un altavoz ,micrófono y conductor.En este caso concreto llamado (Paco el Sastre,hijo de Santiago el Sastre) supongo que ya retirado de dicha labor debido a su edad. Volviendo a lo indicado en el título,estas personas,avisadoras,eran contratadas para pregonar noticias tales como,entierros,misas de difunto y cosas por el estilo.En aquellos entonces ,las casas nunca estaban cerradas y,estas personas iban de casa en casa ,asomaban la cabeza hacia adentro y,daban cartapacio de la noticia con toda la rapidez que eran capaces; en ocasiones hablaban tan rápido que sólo entendías la última palabra,y te veías obligado a ir a casa del vecino a informarte del acontecimiento. Si no recuerdo mal, yo conocí a las dos últimas pregoneras de Las Torres;la penúltima fue la Mayoraja,y la última la María la de Antonino,ambas del barrio de las Barracas,actualmente supongo que será llamado con otro nombre dicho barrio. Por aquí en la zona en donde yo resido (provincia de Lérida )en los pueblos pequeños ,para estos menesteres informativos,suele haber un altavoz en el campanar de la iglesia,al estilo tambien de como lo hacían durante unos años ahí en Las Torres. Sirva esto que cuento como mero recordatorio de años pasados,sin ánimo de nostalgia, pues ahora estamos mejor que nunca estuvimos(según yo) cada cual se aconseja con su chaleco. Saludos paisanos/as, hasta otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *